Jarrete de cordero

Jarrete de cordero

RECETAS +SABROSAS
Alt
Ingredientes para 4 personas
  • 6 jarretes de cordero
  •  2 cebollas
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • Bolitas de pimienta negra, sal, laurel
  • Cayena (opcional) y pimentón (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Brandy
Elaboración

1. Doramos los jarretes en el horno.

2. Preparamos todas las verduras, las pelamos y las troceamos.

3. En una cazuela ponemos aceite de oliva y añadimos las verduras para que se vayan rehogando hasta estar bien cocidas y con un poco de color. Añadimos sal, las bolitas de pimienta, el laurel, la cayena y un poco de pimentón, con cuidado de que no se nos queme.

4. Ponemos un buen chorro de brandy, dejamos que se evapore y ponemos los jarretes previamente dorados. Damos unas vueltas con cuidado de que no se nos pegue, y añadimos el agua. Dejamos cocer todo junto a fuego lento y controlando si necesitamos añadir algo de agua para que no se queme.

5. Ir pinchando y cuando esté tierno, apagamos el fuego.

6. Si queremos, podemos sacar los jarretes y triturar la salsa con la batidora o servirla tal cual.

Producto estrella

Te ofrecemos jarrete de cordero comercializado por Oblanca.

Tu espacio
Nutrición & bienestar

Jarrete de cordero

Propiedades Nutricionales y Beneficios Saludables

La edad del animal suele comprenderse entre los 4 meses y el año.

El sabor de esta carne es más fuerte que la del lechal y su color suele ser rosado al principio, convirtiéndose en un color rojizo a mayor edad.

Es una carne que contiene bastante grasa. Su composición depende de la edad del animal; si el animal es más adulto, su contenido en grasa es menor, ya que está más incrustada entre las fibras musculares.

Es una fuente importante de proteínas de alta calidad. Y en cuanto a vitaminas, destaca su aporte en B2 y B12. Por lo que respecta a los minerales, aporta mucho hierro, el cual se absorbe fácilmente.

Se recomienda su consumo a personas sanas de cualquier edad, aunque de manera moderada. No se recomienda a personas con exceso de peso, problemas de triglicéridos o colesterol elevado y, en caso de consumirlo, es recomendable tomar las partes menos grasas del animal, como es la pierna.