Jamoncitos de pollo al curry

RECETAS +SABROSAS
Alt
Ingredientes para 4 personas
  • 8 jamoncitos de pollo
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 pimientos verdes italianos
  • 150 ml de aceite
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 cayena (de las pequeñas)
  • 1 cucharadita de curry
  • 2 cucharadas soperas de fritada de tomate 
  • 100 ml de vino blanco
  • 250 ml de leche de coco
  • 350 ml de caldo de ave
  • Maicena para ligar la salsa
  • Perejil fresco o cilantro
Elaboración

1.  Trocear la cebolla en cuadraditos pequeños, y lo mismo con los pimientos verdes. Cortar el ajo pequeñito, o machacar en el mortero.

2.  En una olla poner el aceite, calentar y poner los jamoncitos salpimentados para que se doren. Cuando estén como nosotros queremos, retirarlos y reservar.

3.  Añadir en el aceite que ha quedado primero la cebolla, dar unas vueltas y añadir el pimiento, los ajos y la cayena. Dejar 10 o 15 minutos hasta que estén las verduras blanditas. Añadir la fritada de tomate y el curry. Remover otro poquito y agregar el vino blanco. Remover de nuevo y añadir los jamoncitos.

4.  Dar unas vueltas y añadir el caldo de ave y la leche de coco. Mover todo bien y tapar la olla.

5.  Cuando suba la válvula, poner la olla a fuego más bajo y dejar cocer durante 5 minutos si es en olla rápida. Si es en una cazuela, dejar cocer entre 25 o 30 minutos e ir controlando el caldo y si se evapora mucho, añadir un poquito de agua.

6.  Sacar los jamoncitos y espesar la salsa con un poquito de maicena disuelta en agua fría. Triturar con una batidora, rectificar de sal y pasar por el chino. 

7.  Colocar los jamoncitos en una bandeja, salsear y espolvorear con el perejil picadito o el cilantro para decorar.

Como guarnición podemos poner un arroz basmati o unos champiñones salteados, lo que más nos guste.

Producto estrella

Te ofrecemos Jamoncitos de pollo de frescos de Oblanca.

jamoncitos de pollo fresco Oblanca

Tu espacio
Nutrición & bienestar

EL POLLO

Propiedades Nutricionales y Beneficios Saludables

Alimento presente en la cocina de cualquier país y además muy saludable, recomendando su consumo médicos y nutricionistas.

  • El pollo tiene una textura tierna y un sabor muy suave, que lo hace fácilmente combinable con otros alimentos y puede incluirse en la dieta de los niños desde pequeños, por su fácil digestión.
  • Es una carne más ligera y más fácil de digerir que las carnes rojas.
  • Posee un alto contenido en proteínas de alta calidad y aminoácidos esenciales, mientras que su contenido calórico es bajo.
  • La carne de pollo se recomienda en dietas hipocalóricas, por su bajo contenido en grasas.
  • Las grasas predominantes en el pollo son saludables (monoinsaturadas), constituidas principalmente por ácido oléico.
  • Se recomienda para personas con hipertensión arterial por su bajo contenido en sodio.
  • El pollo contiene también una amplia variedad de vitaminas (A, B6 y B12), y minerales (hierro, magnesio, zinc y cromo).
  • Es una fuente ideal de energía y proteína para deportistas.