CONTRA PARRILLERA EN SALSA DE VERDURAS

CONTRA PARRILLERA EN SALSA DE VERDURAS

RECETAS +SALUDABLES
Alt
Ingredientes para 4 personas

Contra parrillera de pollo

150 g de champiñones laminados.

1 zanahoria, 1 cebolla y 2 ajos.

Un puñado de frutos secos, a elegir.

Perejil fresco

Aceite de oliva, harina, pimienta negra y sal

Vino blanco.

1/2 Pastilla de concentrado de pollo.

 Aceite de oliva.

Elaboración

1. Salpimentamos y enharinamos las contra parrilleras ligeramente. Posteriormente, los freímos con un poco de aceite en una cazuela hasta que estén bien dorados. Los sacamos y los dejamos reposar. En ese mismo aceite freímos un poco la cebolla hasta que esté bien pochada.

2. Machacamos bien en un mortero, los ajos y el perejil fresco con una pizca de sal y el puñado de frutos secos que hayamos elegido. Una vez que esté bien machacada se lo añadimos a la cebolla y rehogamos.  

3. Añadimos el vino blanco y subimos el fuego para evaporar el alcohol. Incorporamos las contra parrilleras de pollo  y cubrimos con agua.

4. A esa misma olla, añadimos los champiñones, la zanahoria pelada y troceada en rodajas. Posteriormente añadimos la pastilla de concertado de pollo para darle más sabor. Dejaremos cocer a fuego medio durante 40 o 50 minutos, hasta que el pollo este en su punto.

5. Servimos caliente.

Producto estrella

Te ofrecemos contra parrillera comercializado por Oblanca.

Tu espacio
Nutrición & bienestar

POLLO

Propiedades Nutricionales y Beneficios Saludables

Alimento presente en la cocina de cualquier país y además muy saludable, recomendando su consumo médico y nutricionistas.

El pollo tiene una textura tierna y un sabor muy suave, que lo hace fácilmente combinable con otros alimentos y puede incluirse en la dieta de los niños desde pequeños, por su fácil digestión.

Es una carne más ligera y más fácil de digerir que las carnes rojas.

Posee un alto contenido en proteínas de alta calidad y aminoácidos esenciales, mientras que su contenido calórico es bajo.

La carne de pollo se recomienda en dietas para adelgazar, por su bajo contenido en grasas.

Las grasas predominantes en el pollo son saludables (insaturadas), como el ácido linoleico que ayuda a proteger el corazón.

Se recomienda para personas con hipertensión arterial por su bajo contenido en sodio.

El pollo contiene también una amplia variedad de vitaminas (A, B6 y B12), y minerales (hierro, magnesio, zinc y cromo).

Es una fuente ideal de energía y proteína para deportistas.