NUESTRA “EMPLEADA DEL MES”: YASMINE EL BARKI (RECEPCIONISTA EN GRUPO OBLANCA)

NUESTRA “EMPLEADA DEL MES”: YASMINE EL BARKI (RECEPCIONISTA EN GRUPO OBLANCA)

28/09/2022
  NOTICIAS DEL GRUPO
Alt

En septiembre nuestra “empleada del mes” ha sido Yasmine El Barki, la cual ocupa el puesto de recepcionista en la sede de nuestras oficinas centrales en Onzonilla (León).

Todos la conocemos por su profesionalidad, su permanente sonrisa y la buena disposición con que afronta cualquier solicitud que se le pone por delante. En la entrevista nos cuenta cómo ha sido su evolución en la compañía, así como las tareas y actividades que protagonizan su día a día.

¿Cuál ha sido tu trayectoria en Oblanca?

Mi trayectoria en la empresa comenzó hace un año y medio, haciendo prácticas en el departamento de administración, concretamente en la sección de clientes. Después de unos meses en dicha área, me ofrecieron cambiar al puesto de recepcionista para realizar una sustitución.

¿Qué puesto ocupas y qué responsabilidades conlleva? ¿Cómo fue el proceso de adaptación?

En la actualidad, continúo en el puesto de recepcionista en la sede central de Oblanca. Realizo distintas funciones como atender las llamadas y las visitas, procesar los pedidos de mayoristas, organizar los viajes de mis compañeros o gestionar la recepción y envío de correo, entre otras tareas.

En cuanto a mi proceso de adaptación ha sido fácil y rápido, ya que mis compañeros, desde que empecé las prácticas y después en el cambio de puesto, me han ayudado y enseñado cada una de las tareas que tenía que realizar.

¿Qué oportunidades te ha ofrecido Oblanca para la formación en el ámbito profesional?

Al ser mi primer trabajo, en Oblanca estoy aprendiendo en mi día a día muchas cosas del entorno laboral, ya que realizo diversas tareas.  He tenido la suerte de estar rodeada de un gran equipo de profesionales que continuamente contribuyen a mi formación.

¿Qué aptitudes crees que son indispensables para tu actividad del día a día?

El puesto de recepcionista en Grupo Oblanca requiere de mucha organización y paciencia, ya que hay que llevar al día cada una de las tareas que se realizan en la jornada, a la vez que se gestionan llamadas o se atienden visitas.

Otra aptitud indispensable es saber al menos un idioma además del español. En mi caso, es útil conocer otros idiomas como inglés, francés y árabe.