Los productores de pollo reducen en un 70% el uso de antibióticos en 4 años

09/07/2019
  NOTICIAS DEL GRUPO

Hace cuatro años (2014), se inició un proyecto que perseguía la reducción del consumo de determinados antibióticos en granja, llamado Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN).

Según el acuerdo alcanzado, el consumo total de antibióticos pasó de los 43,37 mg/kg a 24 mg/kg. En el caso concreto de la colistina, un antibiótico de importancia crítica para la salud humana, el objetivo de reducción se estableció en el 80%, desde los 4,7 mg/kg a 1 mg/kg.

Cuatro años más tarde y como resultado del éxito obtenido en los sectores porcino, cunícola y bovino, representantes de las asociaciones nacionales de veterinarios y profesionales del sector del pollo broiler en España, firmaron en el marco del PRAN el denominado Acuerdo para el Uso Razonable de los Antibióticos en Pollo Broiler, a través de la Organización Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo de España (PROPOLLO), con el objetivo de eliminar por completo el uso de antibióticos vía pienso y reducir en un 45% el consumo de antibióticos para el año 2020. Oblanca se ha unido a este programa, llamado REDUCE, el cual ha logrado recabar el apoyo del 80% de las empresas del sector.

Sin embargo, ha sido a principios de este mes de junio cuando han empezado a llegar los resultados de un acuerdo que, sin haber finalizado, ya es todo un hito histórico. Así lo ha asegurado la coordinadora del Plan Estratégico para la reducción de la Resistencia Antimicrobiana de la Agencia Española del Medicamento, Cristina Muñoz, durante su participación en la Asamblea Anual de la Federación Avícola Catalana, celebrada el 5 de junio de 2019 en Barcelona: “El objetivo se ha cumplido con creces”, ha señalado, “habiéndose reducido su uso hasta un 70%”.

Muñoz ha continuado señalando que el sector avícola ha conseguido un menor número de incidencias debido a las mejoras genéticas y medioambientales y a la implementación de unas sofisticadas medidas de bioseguridad que han permitido que los animales sean más resistentes a las enfermedades.

Continuando con la ronda de intervenciones, Joan Anton Rafecas, presidente de la Federación, anima a la continuación de una estrecha colaboración con la administración para afrontar con éxito los cambios en el mercado, llevando siempre por bandera unos productos que, según sus propias palabras, “tienen unos valores nutricionales indiscutibles".

Por último, la consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat, Teresa Jordà, no ha dudado en felicitar a la federación por  su eficacia a la hora de llevar a cabo este proyecto y por “la proactividad en materias como la bioseguridad, el bienestar animal, el uso responsable de antibióticos o la gestión de las deyecciones".

Productores de carne de pollo españoles, entre los que se encuentra Grupo Oblanca.