LOS BENEFICIOS DEL POLLO EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL

24/02/2021
  NOTICIAS DEL SECTOR
Alt

La principal preocupación de un padre hoy en día, es que sus hijos tengan una dieta saludable y equilibrada, ya que una alimentación sana es fundamental para su salud e imprescindible para el crecimiento de los niños. Por eso, es importante que una vez que los pequeños han dejado atrás la lactancia materna, se apueste por establecerles una dieta sana, completa y equilibrada.

Uno de los alimentos que no puede faltar en la alimentación de los niños y que además les encanta a estos, por su sabor suave y agradable, es la carne de pollo. Comer carne de pollo es siempre beneficioso para la salud de nuestros hijos. Es tierna, sabrosa y fácil de digerir por su bajo contenido en grasas. No solo contribuye a mantener una dieta saludable, sino que contiene minerales y vitaminas fundamentales para su salud. Además, es una buena fuente de proteínas. El pollo es una de las aves más consumidas, y su carne es una de las más magras, además tiene grandes beneficios nutricionales.

El pollo es un alimento con un excelente valor nutritivo porque es rico en proteínas de alto valor biológico, contiene vitaminas de tipo B, especialmente ácido fólico y vitamina B3 o niacina que contribuyen al desarrollo muscular y ayudan a mantener un peso corporal saludable. La carne de pollo es rica en muchos minerales como fósforo, selenio, difícil de encontrar en otros alimentos, que está relacionado con el rendimiento metabólico, ya que es fundamental para la hormona tiroidea, También contiene potasio, que es esencial para la contracción muscular y el funcionamiento del corazón y zinc que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

Por lo que la carne de pollo y la piel de pollo, se pueden incluir en la dieta diaria del ser humano, especialmente en la de los niños, como aporte de alimentación saludable dado por su alto contenido de ácidos poli y monoinsaturados. Si estamos buscando un alimento con mucha proteína y poca grasa para la alimentación infantil la carne de pollo es la opción perfecta.

Recuerda que los alimentos juegan un rol importante en el fortalecimiento de la salud de los niños, en su habilidad para comunicarse, aprender, socializar, en su capacidad de adaptación y en su desarrollo intelectual en general.