Las empresas avícolas de Castilla y León implementan nuevos protocolos ante la crisis sanitaria

02/04/2020
  NOTICIAS DEL GRUPO

Las empresas del sector de la avicultura en Castilla y León, la segunda comunidad autónoma productora avícola del país, se han comprometido desde el primer día para garantizar el suministro de productos avícolas, básicos en la cesta de la compra del consumidor.

Es por eso, que las empresas avícolas han implementado diferentes protocolos de actuación para poder proteger a sus empleados y a los consumidores frente a la crisis sanitaria que vive el país por la pandemia del coronavirus, adaptando dichas medidas a su tamaño y características.

En el caso de Grupo Oblanca, con el objetivo de cuidar a sus trabajadores y a sus visitas, se han activado desde hace ya semanas, varios protocolos con el fin de protegerles del riesgo de infección del coronavirus en sus instalaciones:

   - Desde el departamento de recursos humanos se ha enviado a todos los empleados una guía de actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo virus, infografía sobre el correcto lavado de manos, y preguntas y respuestas sobre el coronavirus. Además de repartirse dicha guía en formato papel en las instalaciones para que esté disponible para su consulta por los trabajadores.

   - Se ha colocado en las distintas instalaciones cartelería con cuatro tipos de recomendaciones: lavado de manos, recomendaciones generales, qué hacer si estornudas o toses y consejos en tu puesto de trabajo.

   - Se han instalado dosificadores de desinfectante en todas las zonas de tránsito o lugares donde haya personal de la empresa. Además, los repartidores disponen de un desinfectante por persona para que lo puedan llevar en su vehículo y así utilizar de forma frecuente.

   - Se han repartido cajas de pañuelos desechables en las zonas de tránsito de personal. El objetivo de ello es poder utilizarlo para estornudar o toser y posteriormente, desechar.

   - Se realiza un control sobre el estado de todo el personal que entra a las instalaciones.

   - En las áreas de producción, se ha dividido a los trabajadores en grupos y turnos de trabajo para reducir el contacto. Además, se ha seguido un estricto protocolo de entrada a los puestos de trabajo.

   - En el caso de las zonas comunes como es el comedor, se han dividido a los empleados por grupos y deben sentarse máximo dos personas en las mesas, situados de forma diagonal y a unos 2 metros de distancia para prevenir el contacto.

   - Dado que nuestra compañía es una industria alimentaria, los trabajadores de las áreas de producción y logística siguen acudiendo a trabajar por turnos a las instalaciones, con el fin de continuar produciendo, así como preparando y sirviendo pedidos a los clientes, para garantizar la disponibilidad de alimentos en los distintos establecimientos que continúan abiertos.