EL SECTOR HOSTELERO ENCARA EL 2022 CON OPTIMISMO

EL SECTOR HOSTELERO ENCARA EL 2022 CON OPTIMISMO

20/01/2022
  NOTICIAS DEL GRUPO
Alt

La pandemia nos ha cambiado a todos, tanto en el ámbito personal como en el profesional, afectando a la economía mundial y a la forma de vida, pero poco a poco vemos cómo la incidencia va disminuyendo y recobramos la esperanza en la deseada normalidad.

El 2020 fue un año muy duro para la hostelería, siendo el sector más perjudicado por la pandemia mundial. Los hosteleros se enfrentaron a cierres, toques de queda, aforos limitados en sus locales…, lo que hizo que terminaran el año con malas cifras, tanto en ocupación como en ingresos.

Todos esperaban con mayor optimismo al año 2021, tanto el sector hostelero como el turístico, confiando en la completa recuperación. Llegaron las ganas de volver a viajar, de ir a restaurantes, de conocer lugares nuevos… y esto se ha notado en los resultados logrados durante este pasado año. La recuperación no ha sido del 100%, debido a las nuevas variantes del covid que emergieron, pero se ha logrado recuperar un 60% de la actividad del sector.

La cifra de negocio de la hostelería fue mayor que en el 2020, concretamente aumentó en 2021 un 22,5% respecto al año anterior, pero al compararlo con el 2019, en 2021 los ingresos fueron un 39,5% menores.

Con respecto al número de trabajadores en el sector, en 2021 se mantuvieron prácticamente los mismos datos que en el 2020, acercándose la cifra a 1,5 millones de trabajadores. El mantenimiento de este dato se debe a que las caídas ocasionadas durante los primeros meses del año, fueron compensadas cuando llegó el verano, concretamente a partir de junio.

La hostelería encara optimista el 2022 por la mejora de la demanda, aunque sigue existiendo cierta incertidumbre. El sector ya pone la mirada en Semana Santa y para este 2022 se espera recuperar el 90% de la actividad previa a la pandemia. 

Desde Grupo Oblanca, como distribuidor de alimentación, esperamos también ir recuperando poco a poco la demanda y la actividad normal, habiendo mantenido la entrega de pedidos a todos nuestros clientes desde que comenzó la pandemia, sin cesar de trabajar ni un solo día, garantizando así el suministro de alimentos tanto a nuestros clientes directos como al consumidor final.