El control integral de la cadena de valor para garantizar la seguridad alimentaria

07/04/2021
  NOTICIAS DEL GRUPO
Alt

Para aquellas personas que se preocupan por su nutrición y bienestar, Oblanca es una compañía referente por su compromiso constante en la elaboración de alimentos con la máxima calidad, saludables y nutritivos, y esto es gracias al control de principio a fin de la cadena de valor.

La cadena de valor es una herramienta que ayuda a determinar las ventajas competitivas de cada empresa. En dicha cadena, las actividades de la compañía se dividen estratégicamente para poder controlar los costes de cada proceso.

Hoy, Grupo Oblanca es referente nacional en el sector avícola, integrando la cadena de valor al completo desde la gallina reproductora, el control del alimento animal y la incubación, hasta la producción y distribución del producto terminado.

Los nutricionistas de la compañía diseñan la formulación del alimento de nuestros animales, logrando una dieta equilibrada y saludable, con materias primas de calidad y con la aportación necesaria en vitaminas y minerales, para un óptimo desarrollo de las reproductoras y de los pollos.

Nuestra cadena productiva se encuentra totalmente automatizada, comenzando por las casi cien granjas de crianza, tanto las propias como las integradas (repartidas por Castilla y León y Galicia), pues cuentan con la más avanzada tecnología garantizando un control ambiental que favorece un óptimo y saludable desarrollo de nuestros pollos.

La nutrición del pollo, su cuidado en granja, las bajas densidades y los repetidos controles sanitarios, aseguran la consecución de un animal vivo sano, libre de patologías y bien formado. 

Una vez que el pollo adquiere el desarrollo necesario, pasa a la planta de procesado y tras ésta a la sala de despiece, la cual cuenta con tecnología de última generación que permite la preparación personalizada de cada pedido, cualquier tipo de envasado o presentación que requieran nuestros clientes y una calibración perfecta pieza a pieza, incluido el peso fijo por bandeja que facilita, por ejemplo, establecer precios redondos al retail.

Por último, procedemos a la distribución de los productos a diferentes segmentos del mercado (hostelería, comercio tradicional, grandes y medianas superficies, etc.), garantizando así al consumidor la disponibilidad de alimentos de una calidad óptima.

Y es que nuestro compromiso es la seguridad alimentaria: productos de calidad, saludables, nutritivos y correctamente etiquetados con toda la información que el consumidor necesita conocer (ingredientes, contenido nutricional, alérgenos, etc.).

Por todo ello, el control integral de la cadena de valor en Grupo Oblanca hace posible la disponibilidad en el mercado de alimentos seguros y nutricionalmente adecuados, para que cualquier persona lleve una dieta completa y saludable.