Cómo lograr la rentabilidad de tu restaurante calculando correctamente el precio del menú

05/02/2020
  NOTICIAS DEL SECTOR
Alt

Abrir un negocio, como es el caso de un restaurante, no es tarea fácil, ya que debemos valorar muchos detalles, siendo uno de los más importantes el precio al que ofreceremos nuestro menú. Realizar este cálculo puede parecer sencillo, pero debemos saber que viene determinado por diferentes factores. Por este motivo, te ofrecemos algunos consejos que te facilitarán dicha tarea.

El primer paso para fijar el precio es ir desgranando cada una de las partidas que conforman el coste final del menú:

  • Coste de los ingredientes: Es un punto clave a la hora de fijar el precio del menú, debiendo incluir todos los ingredientes que utilizaremos, aunque sea un producto muy barato o se utilice poca cantidad del mismo. Además, debemos tener en cuenta los costes de adquisición, logística y almacenamiento de cada uno de ellos.
  • Costes de estructura: En este punto los gastos que se deben calcular son los relacionados con el establecimiento donde se servirá la comida. Este es el cálculo que puede resultar más difícil y normalmente se realiza según los gastos mensuales que supone cada partida.
  • Costes de personal: El coste de todo el personal que trabaja en nuestro restaurante debe ser calculado para tratar de que sea compensado por el beneficio del menú que vamos a ofrecer.

Ahora que ya sabemos todos y cada uno de los costes, debemos establecer el precio de nuestro menú. Para ello, te aconsejamos que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • Tipo de restaurante y su público: Es fundamental adaptar el menú que diseñemos al tipo de establecimiento que tenemos y al tipo de comensales que suelen visitarnos.  El público espera cierto tipo de carta, de servicio e incluso de rango de precios, según el tipo de restaurante. Por ejemplo, no podemos ofrecer un menú con un precio elevado en un restaurante fastfood.
  • Precio de la competencia: A la hora de fijar el precio para nuestro menú debemos tener también en cuenta los platos y el servicio que ofrecen nuestros competidores. Y es que, en definitiva, garantizar a los clientes un mejor trato y menú que el resto, determinará el éxito de nuestro restaurante. Si queremos fijar un precio superior al de nuestros competidores, debemos ofrecer un valor añadido que nos diferencie y motive que el público elija nuestro establecimiento.
  • Margen o beneficio: Este es sin duda el objetivo final y más importante de todo el proceso. Para que el cálculo del beneficio sea lo más realista posible, debemos establecer unos baremos estándar para el menú que queremos diseñar. Y es que lo recomendable es que el coste total de todo el proceso de producción no supere el 30% del precio de venta del menú. Es decir, si el coste total de dicho menú ronda los 3 euros, el menú no deberá ser vendido por menos de 10 euros.

Teniendo en cuenta los diferentes puntos comentados, estamos seguros de que te será mucho más sencillo establecer el precio de tu menú y también te permitirá ofrecer la mejor relación calidad-precio sin renunciar a la obtención de beneficios.